jueves , septiembre 21 2017
Novedades
Ceremonias mágicas – Parte 2

Ceremonias mágicas – Parte 2

El examen de las momias nos ha mostrado con claridad tolerable qué métodos fueron adoptados en la preparación de los cuerpos para la ornamentación vendaje y final, y los medios utilizados para la eliminación de las partes más corruptibles del cuerpo son bien conocidos de clásicos y otros escritores.

Sin embargo, para una explicación de la forma en que se vendó el cuerpo, y una lista de los ungüentos y otros materiales utilizados en el proceso, y las palabras de poder que se decía que cada vendaje fue colocado en su lugar, debemos tener, el recurso a un papiro muy interesante que ha sido editado y traducido por M. Maspero bajo el título de le ritual de l’Embaumement. La primera parte del papiro, que probablemente dio instrucciones para la evisceración del cuerpo, sólo la sección se refiere al vendaje que es en absoluto perfecta. El texto comienza con un discurso a los fallecidos en el que se dice: “El perfume de Arabia ha sido traído a ti para que tu olor perfecto este a través del aroma del dios. Aquí se llevan los líquidos que han salido de la AR, para hacer perfecta la olor en la sala del juicio. Oh la alma perfumada del gran dios. Tus miembros pasarán a ser jovenes en Arabia, y tu alma se manifestara a través de tu cuerpo en Ta-Neter (es decir, la “tierra divina”).

Después de esto el sacerdote fue a tomar un vaso de líquido que contenía diez perfumes, y para manchar con ella el cuerpo de pies a cabeza dos veces, teniendo especial cuidado para ungir a fondo la cabeza. Fue entonces decir, Osiris (es decir, el fallecido), que has recibido el perfume que pondrá tus miembros perfectos. Tú recibes la fuente de la vida, y tomarás la forma del gran disco (es decir, Aten), que unido a ti para dar forma duradera a tus miembros, y estarás unido con Osiris en el gran salón. El ungüento viene a ti a tus miembros de moda y para alegrar tu corazón, y te aparece en el formulario de la AR, sino que te hará ser el sonido cuando me pongas en el cielo al atardecer, y se os esparcí el olor de ti en los nomos de Aqert…

Tú recibes el aceite de cedro en Amentet y el cedro, que salió de Osiris viene a ti, y te librará de tus enemigos, y te protege a ti en los nomos. Clamas a Isis, y tu voz oye Osiris, Anubis viene a ti para invocar-te. Tú recibes el petróleo del país de Manu, que ha venido de Oriente, y RA se levanta sobre ti a las puertas del horizonte, a las puertas santas de Neith.

Has de entrar en ella, tu alma está en el cielo arriba, y tu cuerpo está en el cielo más bajo… O Osiris, que el Ojo de Horus que causa que fluye adelante de él para llegar a ti, ya tu corazón por siempre! “Habiendo dicho estas palabras, toda la ceremonia se repitió, y luego los órganos internos habían sido retirados de el cuerpo que se colocaba en el “líquido de los hijos de Horus”, por lo que el líquido de este dios podría entrar en ellos, y mientras estaban siendo tratado por lo tanto en un capítulo fue leído sobre ellos y se les puso en el pecho funeral.

Los comentarios están cerrados.