Sábado , Junio 24 2017
Novedades
DIVISIÓN GENERAL DE LA ASIGNATURA

DIVISIÓN GENERAL DE LA ASIGNATURA

La gran y principal, los puntos que requieren ser atendidos como un medio necesario para la introducción y la consideración de las predicciones particulares, habiendo sido definidas de manera sucinta, las partes posteriores de la materia, comprendiendo todo lo que puede tender a facilitar la predicción, y hacerla completa, será ahora debidamente procedida en, y, al mismo tiempo, que se debe tener cuidado de limitar toda la doctrina dentro de los límites de la razón natural.

El conocimiento previo para ser adquirida por medio de la astrología debe ser considerada en dos grandes y principales divisiones. El primero, que puede ser correctamente llamada general o universal, se refiere a naciones enteras, países o ciudades, y la segunda, denominada en particular, o Genethliacal, se refiere a los hombres individualmente.

Al considerar estas respectivas divisiones, parece adecuado dar prioridad a lo que tiene la aplicación más general y la influencia, porque, en primer lugar, los eventos en general se producen por causas mayores y más compensatorias que las causas de los acontecimientos particulares, en segundo lugar, porque las naturalezas de potencia más amplia deben controlar siempre las que están más limitadas en la acción, y, en tercer lugar, porque los acontecimientos particulares, o afectos individuales, están comprendidas en las de influencia general. Por tanto, es especialmente necesario, en el deseo de investigar los hechos particulares, tratar el primero de los que están en general.

Una vez más, los eventos generales se subdividen según su operación sobre países enteros, y en ciertas ciudades o distritos: una sub-división está considerada que afecta a países enteros, y las otras ciertas ciudades o distritos solamente. También se consideran por separado de acuerdo a las causas por las que se producen, la guerra, la peste, el hambre, los terremotos, las inundaciones y otras similares visitas a depender de esas mayores y más importantes causas, a medida que surgen sólo después de un período prolongado, mientras que las causas más leves, que surjen con más frecuencia, tienen referencia solamente a la revolución de las estaciones, su mayor o menor variación en frío y en calor, la severidad o la suavidad de las condiciones meteorológicas, la abundancia o la escasez ocasional de las disposiciones, y otros acontecimientos similares.

De ahí la consideración de aquellos acontecimientos que afecten a todos los países, y dependen de las mayores causas (ya que tiene un alcance más amplio que el otro, que se une sólo a ciertas ciudades o distritos, y está sujeta a las causas más leves) que tienen prioridad. Y, para su debida investigación, dos puntos esenciales deben ser atendidos: la primera es el conocimiento adecuado de los signos zodiacales y las estrellas fijas con las diversas regiones que puedan estar interesadas, y la segunda comprende las indicaciones de vez en cuando. Las partes de los cielos donde se encuentra tanta familiaridad: por ejemplo, los eclipses del Sol y de la Luna, y tales tránsitos como pueden ser los realizados por los planetas, cuando amanece, y en sus respectivas estaciones.

La naturaleza de la simpatía entre estas cosas debe, sin embargo, se explica en primer lugar, y por lo tanto, a una breve descripción se dará de las principales peculiaridades observables en naciones enteras, en cuanto a sus usos y costumbres, así como a su formación corporal y el temperamento considera agradablemente a su familiaridad con las estrellas y los signos de donde la causa natural de sus peculiaridades donde debidamente procede.

Los comentarios están cerrados.