Viernes , Agosto 18 2017
Novedades
El berro

El berro

Pertenencias terapéuticas:
Es muy acaudalado en vitamina C y también encierra vitaminas A, B, E y P y minerales (hierro, calcio, fósforo, arsénico, azufre, manganeso, recoja y zinc).
Funcionan benéficamente sobre la membrana respiratoria, mitigando la tos, constipado y bronquitis. Es recomendable para los que sufren de tuberculosis.
Es antianémico y mieralizante. Tonifica los órganos del aparato estomacal y procede como purgante y diurético, aliviando también el hígado y la ampolla.

Procederes de empleo:
Debe consumirse inmaduro, ya que puchero extravía todas sus pertenencias. Puede ser uno de los integrantes de una virtuosa mezcla curativa.
Para un efecto curativo más fuerte, puede ingerirse en estructura de jugosidad. Como su gusto es muy robusto, puede mezclarse con jugosidad de zanahoria o manzana o diluirlo en potaje planta cálido.No debe calentarse excesivamente.
Revuelto con jugosidad de berro y miel, en una armonía de 300 gramos de jugosidad con 400 gramos de miel, es bueno para las bronquitis, la tos y procede sobre la tuberculosis. Tomar una cucharada sopera, 3 a 5 veces por día.
Usado en apósito asiste a la cicatrización de llagas, heridas y postemas infectos.
Preparándolo por maceración y utilizándolo para hacerse buches una vez al día, procede sobre las inflamacíones de las encías y de las membranas de la boca (gingivitis y estomatitis).
Precauciones:
Está contraindicado su empleo en enormes cuantias en el tiempo el embarazo.

Los comentarios están cerrados.