sábado , octubre 21 2017
Novedades
El chakra Sahasrára

El chakra Sahasrára

Llamada la diadema de los sagrados, la morada de Shiva. Incumbe a la glándula pineal.

La diadema de los sagrados tiene doce estrellas, que son las doce capacidades del alma.

En el cerebro son veinticuatro átomos angélicos, que encarnan a los doce signos zodiacales, quienes relucen maravillosamente, abrasadoramente, cuando Devi Kundalini inaugura este centro.

Este chakra tiene 1,000 pétalos.

Los veinticuatro viejos nucleares encarnan la ciencia de los veinticuatro viejos del zodíaco. Los veinticuatro viejos del zodíaco están trajes con vestidos blancos, asentados en el sitial de nuestro cerebro.

En la raíz de la nariz está el átomo del Padre, es el átomo de la volición.

Las siete serpientes ascienden a través de de la volición, oprimiendo el impelo animal.

En la glándula pituitaria está el átomo del Hijo, cuyo exponente en el corazón es el átomo Nous (el Vástago del Hombre).

En la glándula pineal, en el interior del chakra Sahasrára, reluce el átomo angélico del Alma de Santo.

El átomo del Progenitor gobierna o vigila el cordel ganglionar pingalá, del canto derecho, por donde elevan los átomos terrenos.

El átomo del Vástago gobierna el canal sushumná, por donde elevan las energías neutras.

El átomo del Alma Sagrado gobierna el canal idá, por donde elevan las energías de negaciones.

Por eso se enlaza con nuestras energias sexuales y con los ralámpagos de la luna, íntimamente relacionados con la reproducción de los linajes.

Cada esquena de los siete chakras de la médula vertebral está gobernado por un átomo angélico.

Los siete truenos son las siete notas de la Vocablo Perdido, que repercuten en los siete templos de nuestra médula vertebral.

De este metodo, pues, que esta en la escalinata es un saber inaugurado que nos señala el profundo y complicado paso, que hay que transitar para arribar a la Gran Luz.

Un comentario

  1. muchas gracias, la informacion es muy importante, y es dificil de encontrar