Sábado , Junio 24 2017
Novedades
El conocimiento puede ser adquirido – Parte 5

El conocimiento puede ser adquirido – Parte 5

También es preciso recordar, que las variaciones considerables son causadas en todas las criaturas de los respectivos lugares donde pueden ser engendradas pues aunque, en virtud de la misma disposición del ambiente, los gérmenes de las futuras criaturas puedan ser de una especie, ya sea, la diferencia en la situación de los lugares en que se generan, o una disimilitud en el cuerpo y el espíritu de uno del cuerpo y el espíritu de otro, y además de esto hay que considerar que los diferentes modos de crianza, y la variedad de rangos, los modales y costumbres, contribuyen a hacer que el curso de la vida de una persona muy diferente de la de otra y, en consecuencia, a menos que cada una de estas variedades sean debidamente mezcladas con las causas que surgen en el ambiente, el prejuicio de cualquier evento, sin duda, será muy incompleto. Para, a pesar de que existe la mayor multiplicidad de energía en el ambiente, y aunque todas las demás cosas actuan como causas concurrentes al unísono con él, y nunca puede reclamar como una causa concurrente en subordinación a ellos, habrá todavía, sin embargo, una gran deficiencia en predicciones intentado ser hechas por medio de los movimientos celestes por sí solos, sin tener en cuenta las otras causas concurrentes ahora advertidas.

En estas circunstancias, parece prudente no negar por completo la viabilidad de la presciencia, porque así los pronósticos derivados imperfectamente a veces son susceptibles de ser falaces, ni, por otra parte, reconocen que todos los eventos, los que sean, están abiertos a la consulta previa como si tal investigación pudiese, en todos los casos se llevó a cabo con seguridad sin tener que recurrir a la mera inferencia, y como si no estuviera limitada por la extensión limitada de meras capacidades humanas. El arte de la navegación, por ejemplo, no se rechaza, aunque es en muchos puntos incompleta, por lo que el mero hecho de que las predicciones son a menudo imperfectas no pueden autorizar el rechazo del arte de la clarividencia: la magnitud de su alcance, y el parecido débil que lleva a un atributo divino, más bien debe exigir elogios agradecidos, y recibir la máxima atención y cuidado. Y, puesto que ninguna debilidad es imputada a un médico, ya que indaga en el hábito individual de su paciente, así como de la naturaleza de la enfermedad, su imputación puede justamente adjuntar al profesor de pronóstico, ya que combina el examen de las especies, la crianza, la educación y el país, con la que el movimiento de los cielos: porque según los actos médicos, pero razonablementes, al considerar tanto la constitución correcta del enfermo y su enfermedad, de modo que, en la formación de las predicciones, que sin duda debe ser justificadamente permitida para comprender en que se examine cualquier otra cosa relacionada con el tema, además del movimiento de los cielos, y para recopilar y comparar con el movimiento todas las demás circunstancias que cooperan y surgen en otros lugares.

Los comentarios están cerrados.