sábado , octubre 21 2017
Novedades
Horoscopo Chino Año del Perro

Horoscopo Chino Año del Perro

Orden en el horóscopo chino: undécimo
Horas dirigidas por el Perro: 7 p.m. – 9 p.m.
Sentido del signo: Occidente – Noroeste
Tiempo y periodo principal: Otoño – Octubre
Incumbe al horóscopo occidental: Libra
Elemento Fijo: Metal
Descendiente: Positivo
Años: 1910, 1922, 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018, 2030
La analogía más grande: Tigre, Corcel
La hostilidad más grande: Dragón
Las tiranteces me han convocado
Para escuchar sus susurros,
Y también su sufrimiento.
Soy el protector de la justicia;
La exactitud es mi singular camarada.
Mi visión nunca estará regida por la cobardía,
Mi alma nunca se unió.
Una vida sin honor
Es una vida inservible.
Soy el perro”.
Honestos, fieles, leales y profundamente responsables. Pueden ser generosos y progresivos, pero también discretos y defensivos, y nunca se laxan verdaderamente a pesar de su tranquilidad externa. Tienen un conversar sencillo, práctico y realista. El can es también honorable en sus creencias y dadivoso, ya que tiene un hondo concepto de la equidad. Es quizá el signo más ameno de todos en el horóscopo chino. Una persona nata en el año del can, es virtuosa, astuto y muy amante de la justicia. Tiene un hondo concepto de la fidelidad, y una emoción grande para la equidad y el juego equitativo. Los natos bajo este signo son generalmente movidos por sus encantos, y poseen seguro sexy que atrae al sexo opuesto. Generalmente atentos y sin reclamaciones a las ofensas, pueden lograr lo que indagan pues no se cansan excesivamente. Al can, equitativo e igualitario por naturaleza, le gusta mediar a partir de los conflictos de los otros, y siempre está atento a oír las discurras de cada parte, para permitirse tomar partido por uno u otro bando. Como camarada, usted debe conocer que siempre que esté en un tipo de lío, todo lo que usted tiene que hacer es llamar al can. No importa cuanto se queje él o ella, riña, o mienta con despreocupación, siempre estará pendiente de auxiliar a una persona que lo pida verdaderamente. Ocasionalmente, el can ampara los intereses de los otros incluso más ávidamente que las personas en problemas. El can se apega a su manera de apego, sin importarle cómo sea de bien vista esta. No hallará nunca a un can escaparse de un hogar si no conoce que su patrón está a resguardo. Tiene en cuenta las flojeras de los demás y siempre probará a ayudarlos.

Los comentarios están cerrados.