Viernes , Agosto 18 2017
Novedades
La diosa cielo en la magia egipcia

La diosa cielo en la magia egipcia

El firmamento se encarna en una estructura de  hembra inmensa, Nut, que puede incluso revelarse como un triple firmamento,  es un modelo de una de las ermitas osirianas de Denderah. Son los brazos de la luminiscencia Shu los que soportan a la deidad Cielo, de la que los Escritos de las Pirámides acentúan con insistencia sus pasos con el Faraón.
Es ella quien le traslada al planeta, a él que es el vástago de su corazón, a él a quien da el corazón que le es indispensable para vivir y pensar. Es a un ser claro a quien la deidad Firmamento dona el principio del saber, ella que ha sido fecundada por la luminiscencia.
Nacida en el firmamento, Nut pone la fuerza y colma todo el sitio con su excelencia. Funda al Faraón como amor eterno, y él no se aleja de ella en su cielo lejano. Hórreo que protege todas las abundancias, él engloba la tierra hasta sus límites y la regresa a lo paradisíaco en su apretón. La deidad Firmamento tiene poderío sobre los dioses, su fuerza creadora, su legado, sus alimentos y sus beneficios, y hace vivir al Faraón en acabado estado, lo cual se resume en una espléndida fórmula:
¡Oh, deidad Cielo, vives, el Faraón vive!
¡Yo soy la deidad Firmamento que hace elevar hacia mí a este Osiris,
Que él me sea dado, yo le abrazo!
Alegre de encontrarse con el Faraón, muestra sus hombros para él. deposita sus manos sobre él, le amamanta y le traslada al firmamento.«Gran protectora», la deidad Firmamento repara al Faraón reuniendo sus huesos y sus miembros, pues la madre del eden paradisíaco no está hueca de Faraón ningún día, y este postrero extiende sus miembros eternos que están en el cuerpo de su mama, la deidad Cielo. Purificándole, ella le elude la soledad, la escasez, la falta y. a conclusión de esta depuración, le dona la mano para crearle un lugar paradisíaco por el que caminará.

Los comentarios están cerrados.