Miércoles , Agosto 23 2017
Novedades
LA PIEDRA DE LA AUTORREALIZACION

LA PIEDRA DE LA AUTORREALIZACION

Miramos en ella cuatro semblantes. Aquí está encarnado el Tetragrammaton.

La primera cara nos exhibe a Adhi-Buddha, el Incognoscible, lo Inmanifestado. No pasa en la fundación.

La segunda cara, que está representada por las tres fuerzas: Padre, Hijo, Alma Santo, que sí pasan en la fundación.

Adhi-Buddha, es el Progenitor de nuestro Padre.

Jesús lo llamaba Jeú y hablaba de El: “el Progenitor de mí Padre”.

Jeú, el Incognoscible, el Inmanifestado, nunca pasa en la demostración.

Luego llega el Viejo de los Días, primer despliegue de Jeú, del Inmanifestado AdhiBuddha. Luego el Hijo, luego el Alma Santo. La Trinidad exhala directamente del Adhi-Buddha, el Incognoscible.

Aquí en la huella C , lo miramos claramente. En la parte más alta de la huella se mira una descripción como semblante, pero impreciso, y sólo dandole mucha aplicación se nota. Está impreciso para llegar a comprender lo Incognoscible.

Esta huella es una sala teológica muy beneficiosa y elegante.

En la cintura, en la parte de Hod y Jesod, miramos espléndidos aderezos.

El cinto nos señala que hay que laborar mucho, oprimir las bajas emociones, los instintos animalescos, para agarrar el cayado, el cayado de los monarcas.

Las manos, en esa postura, señalan la obligación de mandar a la totalidad de las energias creadoras hacia llega y hacia dentro.

3 Comentarios

  1. muchas gracias a la pagina me ayudan mucho esta informacion de autoayuda, se os agradece

  2. Creia que ibais a hablar de la piedras filosofal, que inocente

  3. se intentara… felicidades por la pagina