domingo , noviembre 19 2017
Novedades
La región de luz en la magia egipcia

La región de luz en la magia egipcia

Una de las fundamentales zonas paradisíacos es «la zona de luz» Según el imno de los Escritos de las Pirámides, tiene terrenos, riberas herbosas y el Faraón ocupa en ellas su sitial. Allí viven unas divinidades, en el confín del firmamento supremo, si quieren que viva el Principio hacedor, si quieren ser alimentadas, vestidas y consagradas, deben prestarle su asiste al Faraón, instalarlo en el terreno de la magia, arreglárselas para que sea un alma clara a partir de las almas luminosas y que desempeñe su poderío sobre los dioses En esta zona viven igual los seres nobles, a la testa de los cuales es puesto el Faraón.
Los Escritos de las Pirámides descubren que la zona de luminiscencia es el navío, cuyas aberturas se inauguran para mirar a la deidad, una serpiente de
fuego identificada con la diadema colorada En conclusión, cada mañana, el Faraón penetra en este claro, en la fuente de toda fundación, y transmite su difusión a su país y a su pueblo
Es una vía que lleva a la región de luminiscencia, y esta es la deidad Firmamento Nut que se lo marca al Faraón, el cual llega a la linde de esta región y atraviesa sus aberturas, siempre y cuando este purificado.
Del mismo modo que la luminiscencia y que Horus encargado de la zona de luz, el Faraón se va hacia ella usando los bajeles de junco del firmamento, boga asi hacia el sitio de origen de los dioses para brotar con ellos en la región de luz
Es a la luminiscencia excelente a la que el Faraón ruega la probabilidad de apoderarse de la zona de vida de la que toma posesión el Aureolado como soberano de la zona de luz y asoma en esa zona a la del sol naciente, pues, en esos sitios, es claro para el. Cada día, marcha de allí, y los dioses son purificados al verle.
Cuando la luminiscencia excelente se eleva desde Oriente, halla al Faraón una zona de luminiscencia Y dos energías extraordinarias absorben el ser del Faraón con esta zona celeste.

Los comentarios están cerrados.